Crítica. Lucie Ellis

          Como siempre tenía ganas de seguir leyendo, no busqué muchas palabras en el diccionario y eso que el autor emplea unos términos totalmente ignorados por una pobre servidora que se mató con múltiples exámenes a lo largo de su carrera para, por fin, poder leer tan insigne relato.

La segunda lectura me permitirá detenerme más en las expresiones que fui adivinando más que reconociendo.Supongo que ya estarás empezando la próxima novela o terminando el libro de poesías Pues ¡al curro y rápido ya que todos nos estamos jubilando y necesitamos buena literatura! ¡Ten compasión de nosotros! ¡AMEN !